• AMBIENTE
  • CIAT: científicos de la UNT y el CONICET logran reducir el tiempo de compostaje

    Este avance representa una mejora sustancial, al considerar que el proceso convencional en el CIAT solía llevar tres meses.

    En las instalaciones del Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológico (CIAT) en Tafí Viejo, un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) lleva a cabo un proyecto pionero en materia ambiental. Con esta iniciativa, Tafí Viejo se posiciona como un referente en la búsqueda de soluciones innovadoras y sostenibles para el aprovechamiento de residuos agrícolas.

    Desde el año 2021, la iniciativa se ha centrado en aprovechar los residuos de la producción de limón para generar un fertilizante orgánico de alta calidad. Este proyecto se ha destacado no solo por su innovación sino también por su enfoque sostenible y su impacto positivo en los productores locales y el medio ambiente.

    El proyecto se desarrolla en el marco de un convenio entre la Facultad de Bioquímica, la Universidad y la Municipalidad, estableciendo un valioso intercambio de conocimientos y experiencias. El CIAT, reconocido por ser una planta de procesamiento de residuos secos y orgánicos modelo en sustentabilidad ambiental en la provincia, se ha convertido en el epicentro de esta iniciativa que busca transformar los residuos de limón en un recurso valioso.

    El proceso innovador se basa en la aplicación de un acelerador natural de compostaje o biocatalizador, elaborado a partir de biomoléculas, que permite degradar la materia orgánica en un tiempo récord y con una calidad superior. Las investigaciones y evaluaciones de laboratorio realizadas por el CONICET y la UNT han demostrado una reducción significativa en el tiempo de compostaje, pasando de tres meses a tan solo 45 días.

    Este avance no solo tiene implicaciones prácticas en la producción de fertilizantes, sino que también marca un hito científico al trasladar la investigación de laboratorio al ámbito real. Los microorganismos diseñados y evaluados por el equipo de investigadores han demostrado ser altamente efectivos en la optimización del compostaje, abriendo nuevas perspectivas para la aplicación práctica de descubrimientos a escala de laboratorio en la vida cotidiana.

    En palabras del equipo de investigación, se espera que el proyecto genere dos productos distintos: el compost convencional y el compost enriquecido con los microorganismos desarrollados. Ambos productos, además de ser beneficiosos para el medio ambiente, aportarán propiedades adicionales al producto final, marcando un paso significativo hacia la producción sostenible de fertilizantes orgánicos. 

    Las más leídas
    1
    Tierra de Huerteros: Invitan a retirar kits de semillas
    2
    Estas son las propuestas recreativas que ofrecen en plaza Bartolomé Mitre
    3
    Entérate dónde acudir en caso de urgencias
    4
    La editorial taficeña dirá presente en el Festival Internacional de Literatura Tucumán
    5
    Declaran de interés cultural el patrimonio de los Talleres Ferroviarios