• EFEMÉRIDES
  • 9 de julio: Día de la Independencia

    Este evento histórico es fundamental para entender la identidad y el patriotismo argentino, y su conmemoración cada 9 de julio refuerza el espíritu de independencia que caracteriza a la nación.

    El 9 de julio de 1816, el Congreso de Tucumán, compuesto por representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata, declaró la Independencia. Aquel día, las manifestaciones populares se concentraron en los alrededores de la Casa de Tucumán, coreando “¡Viva la Patria!”. La sesión se extendió hasta altas horas de la noche, por lo que los festejos se llevaron a cabo al día siguiente. Este hecho histórico significó la ruptura definitiva de la dependencia política de la corona española, completando así el proceso revolucionario iniciado el 25 de mayo de 1810.

    El Congreso de Tucumán se reunió en la casa de Francisca Bazán de Laguna, que hoy es conocida como el Museo de la Casa Histórica de la Independencia. Allí, los diputados retomaron las relaciones, rompiendo “los violentos vínculos que las ligaban a los reyes de España” para ser “una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli”. La declaración fue firmada por 29 diputados, encabezados por el presidente del Congreso, Francisco Narciso de Laprida, y el secretario, Juan José Paso. Días después, agregaron a esta declaración “y de toda otra dominación extranjera”, despejando cualquier especulación sobre un posible sometimiento al rey de Portugal.

    El 9 de julio es una jornada de reflexión sobre la identidad nacional y el camino recorrido para construir una nación soberana. Tradicionalmente, se realizan actos oficiales, desfiles, y eventos culturales en todo el país. La Casa Histórica de Tucumán, donde se firmó la declaración, es un lugar emblemático y suele ser el centro de las conmemoraciones. La declaración de independencia en 1816 fue un punto de inflexión que permitió a Argentina iniciar un proceso de consolidación como país independiente.

    El 10 de julio se organizó una fiesta exclusiva que comenzó a las nueve de la mañana con una misa en el templo de San Francisco, donde asistieron los principales referentes de la sociedad tucumana. El 21 de julio se celebró la fiesta popular, convocando a hombres, mujeres y niños a un acto en el Campo de Carreras, un sitio simbólico por ser el lugar de la Batalla de Tucumán. Esta celebración constituyó la primera apropiación del proceso revolucionario por parte de la comunidad, donde Manuel Belgrano y el gobernador Araoz brindaron sus primeros discursos, valorando el patriotismo de los combatientes y convocando el apoyo del pueblo.

    Las más leídas
    1
    Tierra de Huerteros: Invitan a retirar kits de semillas
    2
    Estas son las propuestas recreativas que ofrecen en plaza Bartolomé Mitre
    3
    Entérate dónde acudir en caso de urgencias
    4
    Declaran de interés cultural el patrimonio de los Talleres Ferroviarios
    5
    Taller de Ecosistemas: Una mirada desde la infancia