• HISTORIA LOCAL
  • La Panadería de Doña Hilda estuvo abierta más de 30 años

    Hilda y María Ester Diludovico, hijas de Doña Hilda, cuentan la historia del local que estuvo a cargo de su madre durante casi 30 años. Una epoca que marcó sus vidas y la de muchos taficeños se cuenta con nostalgia y alegría en el relato de las hermanas.

    Hilda y Ester Diludovico

    Suena la sirena del ferrocarril. Los canastos de las distintas panaderías taficeñas esperan en fila para ser ubicados en los mostradores. Hilda acomoda sus cosas, y sale con sus hijas pequeñas hacia el Mercado Municipal y se pone manos a la obra. 

    Se trata de la única panadería ubicada en el primer puesto de acceso al paseo comercial por calle Uttinger y el primero en abrir a las 5 de la mañana. Hilda y María Ester Diludovico, hijas de Doña Hilda, la dueña, reconstruyen la historia de haber crecido entre los puestos y destacan la importancia y el impacto en lo económico, social y cultural del lugar que fue un ícono para los taficeños que vivieron su época de grandeza. 

    “Con mi hermana tenemos muy lindos recuerdos del mercado municipal. Suelo recordar que en mi infancia mi mami nos solía llevar tempranito, recuerdo pasear por los puestos, estar con muchos puesteros yo me crié con ellos” relata con gran nostalgia María Ester. 

    Los primeros que llegaban a comprar el pan eran los trabajadores ferroviarios, luego durante la mañana iban llegando los demás clientes. La panadería ofrecía una gran variedad de productos porque tenía la ventaja de concentrar el pan de las panaderías de Simone, Zottola, Fernández, Zabarela y de brindarle al cliente la opción de elegir. 

    “Los panaderos cumplían religiosamente el horario, entraban por el costado antes que abra el mercado a las 6 de la mañana, pero a las 5.15 mi mamá ya estaba, estábamos para ayudarle porque había que descargar y cargar rápido porque venía la gente y había que tener la vitrina acomodada. Era muy numeroso el público que entraba al mercado en esos tiempos” describen las hermanas Diludovico. 

    Respecto a los clientes, las hermanas relatan que la mayoría contaba con una libreta donde se anotaba la cantidad de pan que compraban y pagaban a fin de mes, una modalidad muy utilizada en la época por muchos puesteros lo que actualmente se conoce como sistema a de fiado. “Era muy cumplida la gente, mi mamá tuvo clientes de años gente muy querida y reconocida” cuenta María Ester.

    El Mercado tuvo un impacto importante en la población taficeña y en la familia Diludovico especialmente porque la panadería estuvo vigente casi 30 años en manos de Doña Hilda, fue una experiencia laboral que tuvo que compartir junto a la crianza de sus hijas una vivencia, que en palabras de sus hijas, les ayudó a valorar el trabajo. “El mercado fue parte de la vida nuestra porque hemos crecido ahí. Las dos éramos chiquititas y no había con quien dejarnos en la casa entonces nos llevaban. Recuerdo haber andado en los puestos y hasta en los brazos de personas que me decían ‘¿te acordás que te tenía en brazos?’. Es una vida de esfuerzo, pero de mucha satisfacción” comentaron con alegría Hilda y María Ester.

    “Hemos vivido tiempos lindos. Ahora nos toca ver cosas de estar protegido me da cosa ver negocios con rejas cuando en ese tiempo era todo abierto. Abrías el mercado, entraba la gente, compraba el pan, cruzaba a comprar otra cosa … Era como una familia todo, no había el temor que hay hoy en día. En ese tiempo había una calidez para socializar todo, de interactuar con la gente. Tafí viejo fue siempre una familia” expresó María Ester. 

    El mercado marcó una época y a varias generaciones que tuvieron la oportunidad de ser parte del circuito comercial que concentraba la actividad comercial en la cuidad del limón. “Si no hubiera sido por el mercado creo que no podríamos haber hecho ni la mitad de las cosas que hemos hecho en la vida” afirmó Hilda. 

    La revalorización del coloso comercial pretende generar una trasformación en la economía local, el sector turístico con perspectiva sustentable para posicionar a Tafí Viejo como cuidad modelo. “Les deseamos lo mejor, todo el éxito del mundo para el nuevo mercado municipal. Todo esto que se hace con tanto sacrificio que sea para el bien de todo Tafí Viejo” finalizaron las hermanas Diludovico.  

    Las más leídas
    1
    ¿Cómo visualizar Resultados de Estudios de Covid-19?
    2
    Boleto Estudiantil Gratuito: se encuentran abiertas las inscripciones virtuales
    3
    Que farmacia está de turno el fin de semana
    4
    Ecobus: Conocé los horarios y las paradas de la línea A
    5
    Dictarán carreras universitarias para los taficeños